Guía para elaborar un Presupuesto | Escoem

Guía para elaborar un Presupuesto

Guía para elaborar un Presupuesto

La confección de un presupuesto es una de las tareas básicas para los autónomos, principalmente si su actividad implica la prestación de servicios. El documento supone una carta de presentación ante los clientes y puede ser un factor determinante en la decisión de compra de los usuarios, así como un valor añadido a los servicios prestados o productos ofertados. A la hora de elaborar un presupuesto, se debe tratar de conseguir equilibrar el total de gastos, las horas de trabajo y recursos consumidos, así como el margen de beneficio a obtener.

Criterios para fijar precios

El primer objetivo es cubrir los costes. Hay que analizar cual será el precio hora a repercutir en función de los costes y el reparto del tiempo de trabajo. Tras este cálculo, el empresario debe definir su porcentaje de beneficio en base a su estrategia empresarial y al precio de mercado, basado en las referencias de la competencia y de hasta dónde se quiera llegar para conseguir al cliente en cuestión. Por último, habrá que valorar la inclusión o no descuentos o promociones que hagan más atractiva la oferta.

Datos a incluir en el presupuesto

Debe ser claro, conciso y detallado. Para su redacción, existen unos elementos básicos que siempre se deben incluir, comenzando con los datos de la empresa o prestador del servicio tales como el CIF-NIF, domicilio fiscal y datos de contacto como teléfono o mail. Del mismo modo, también deben aparecer los datos básicos del cliente. El punto más importante de la redacción es el concepto o descripción de los trabajos a realizar. La descripción debe ser detallada e incluir referencias a las horas de trabajo, los materiales a utilizar y, según el caso, los costes asociados como contratación de terceros, pagos a administraciones, suministros, etc. El importe de los servicios debe consignarse de manera desglosada, con el I.V.A. u otros impuestos por separado, además de referir el método de pago elegido, con los datos necesarios para que el cliente puede completar el pago. En caso de que el importe sea de una elevada cuantía, es preferible reflejar en el presupuesto el adelanto de un tanto por ciento del total.

Otras recomendaciones

Para dotar a un presupuesto de un valor añadido, se pueden incluir algunos elementos que completen la información. Se puede hacer un análisis más profundo de las necesidades del cliente y presentar varias propuestas para su solución, así como el desarrollo de un plan de trabajo inicial que indique, de forma más práctica, en qué va a invertir su dinero el cliente. Por último, uno de los errores más habituales es no dejar por escrito lo que no está incluido en el presupuesto, lo que puede dar lugar a malentendidos, al entender el cliente que se incluyen trabajos o servicios extras que el prestador no incluye en la oferta.

FUENTE: INFOAUTONOMOS

X