Innovación empresarial

Innovación empresarial

innovacion empresarial

Por Arek Socha (Pixabay)

A lo largo de la historia, el ser humano se ha embarcado en una búsqueda constante para encontrar nuevas oportunidades de mejora para así poder anticiparse y adaptarse a cualquier cambio venidero. En entornos profesionales y empresariales, esta inquietud se puede manifestar mediante la innovación empresarial.

En líneas generales, la innovación empresarial se refiere a todos aquellos cambios o mejoras que se implementan en un bien o servicio ya creado para dotarlos de mayor eficacia y eficiencia. Llevado a la práctica este concepto varía, debido a su complejidad, en función del tipo de empresa, ya que cada una está expuesta a unos factores internos y externos que condicionan el desarrollo de dichos cambios.

Por tanto, no hay un reglamento universal que determine la manera en la que se lleva a cabo tal proceso, pero si podemos recalcar algunos elementos comunes que se aplican en empresas que fomentan la innovación interna.

  1. Cultura empresarial

En este tipo de compañías resulta esencial el compromiso y la armonía de todas las partes funcionales implicadas. Estos factores determinarán el impacto, positivo o negativo, que tendrá en el proceso innovador.

  1. Competitividad

El conocimiento de las ventajas y desventajas frente a las compañías de la competencia es fundamental para lograr oportunidades y resultados favorecedores.

  1. Conocimiento del entorno

La innovación empresarial surge como consecuencia de satisfacer las necesidades y exigencias de los clientes. Por ello, es primordial conocer, en todo momento, sus inquietudes y requerimientos. Además, se debe tener un control actualizado de todos los cambios que surgen en el entorno corporativo para hacer frente a las posibles amenazas que pudieran surgir.

  1. Selección de ideas y objetivos

Para toda empresa, la base de cualquier proyecto está en la idea. Ésta no se debe concebir de forma espontánea, sino que debe ser planteada con una estrategia de desarrollo previa y ser evaluada para, posteriormente, poder establecer unos objetivos claros.

  1. Fomentar los canales de innovación

Impulsar un programa que permita a los trabajadores crear y comunicar sus ideas, brindándoles las herramientas necesarias para potenciarlas, al mismo tiempo que se compensan sus esfuerzos mediante incentivos.

  1. Innovación tecnológica

En una sociedad globalizada, es conveniente adaptarse a las nuevas tecnologías y medios para poder extraer ventajas competitivas frente a otros y avanzar hacia el futuro. Apostar por la transformación digital supone un beneficio para las empresas innovadoras ya que potencia sus servicios, incrementa su mercado potencial, reduce tiempo y costes, etc.

  1. Gestionan los resultados

Un paso clave a tener en cuenta, es mantener un control riguroso de cada uno de los resultados puesto que estos afectan de forma directa a la toma de decisiones. Es decir, a través de ellos queda reflejada la rentabilidad de la inversión.

  1. Equivocarse es natural y no debe suponer un obstáculo a la innovación

Como en cualquier proceso, fallar no supone el fracaso absoluto. Las empresas deben asumir ese riesgo y transmitir seguridad a los trabajadores para que el rendimiento de estos sea óptimo.

En definitiva, no existe un manual adaptado para todas las empresa que sirva de modelo para la innovación, ya que cada empresa implementa o desarrolla los procesos que más se ajustan a sus necesidades, pero todas deben tener algo en común y es que innovar no es el fin, sino un medio para seguir creciendo.

Si necesitas consejo o ayuda, no dudes contactar con el equipo de asesores y consultores de ESCOEM. Estamos a tu disposición para ayudarte y resolver cualquier duda que nos plantees.

X